Pues sí, ya está aquí, este 2017 ha llegado y con él 365 días para exprimir al máximo. Feliz año a todos, y este feliz año es de los de verdad, de los que no solo os lo deseo, sino que vengo a daros unos consejos para que realmente lo sea.

En muchas ocasiones vemos como otras personas a nuestro alrededor son felices, tienen éxito y cumplen todo lo que se proponen, puede que algunos tengan suerte, pero lo más probable es que todo ese éxito no sea por casualidad. Vamos a ver qué acciones debemos poner en marcha para que seamos nosotros los que tengamos mil éxitos que contar.

Tanto si tienes tu salón hace ya algunos años como si te has lanzado a ésta aventura de ser empresario hace poquito todo lo que te voy a contar hoy te interesa. Del mismo modo todo lo que vas a aprender lo puedes aplicar a otros ámbitos de tu vida, pero aquí estamos para hablar de peluquería, así que vamos allá.

1- Busca tu nicho de mercado.

Lo primero que debes plantearte es a qué tipo de cliente quieres llegar, porque no es lo mismo dirigirte a chicas de 20 años que a mujeres de 45, buscan cosas diferentes y tratos diferentes, al mismo tiempo que si te diriges al público masculino tu estrategia de marketing debe ser muy diferente a los dos casos anteriores.

Una vez tengamos claro este punto hay que buscar información sobre los intereses del nicho de mercado que hayamos elegido para que nuestra empresa o marca llegue de una forma clara y concisa a nuestro público potencial. Hoy en día las redes sociales nos ofrecen muchas opciones para conseguir este tipo de objetivos.

2- Especialización.

Para ser reconocidos en nuestro sector es importante especializarse en algún campo en particular. Es decir, a parte de ofrecer todos los servicios propios de un salón de peluquería puedes buscar aquello en los que más destaques y especializarte en ello. Por ejemplo, si te gusta el color y eres un/a colorista con creatividad y visión debes explotar tu don y hacer saber a todos tus clientes y posibles clientes que en ningún otro lugar tendrán un servicio de color tan especializado y profesional como en tu salón. Si por el contrario lo tuyo son los cortes de tendencia debes conseguir que cuando alguien quiera hacer un cambio y arriesgarse con algo más actual, de todas las opciones posibles, se quede con tu salón.

3- Estar al tanto de las tendencias.

Actualmente es muy fácil obtener información sobre tendencias de moda, cabello, decoración, etc. Nunca dejes de consultar páginas o revistas de moda que te darán pistas sobre lo que es influyente y moderno y que puede atraer la atención de tus clientes.

Éxito

4- Cursos o eventos de peluquería en tu zona.

Es algo a tener en cuenta ya que este tipo de encuentros no solamente sirve para aprender más sobre la profesión, sino que además podrás hablar con otros colegas, intercambiar opiniones, anécdotas, formas de trabajo, que te harán evaluar si lo que haces en tu salón va en el camino correcto o debes seguir otras pautas en algunos aspectos.

5- Experimentar.

¿Cuántas veces vemos el color de una famosa o su peinado y nos preguntamos cómo lo habrán hecho? Esta respuesta es sencilla, tan fácil como tener siempre en tu salón el típico maniquí de prácticas e intentar reproducir eso que tanto nos ha llamado la atención. Seguro que con el buen hacer y el talento de un peluquero nada es imposible.

6- Elegir bien a tu proveedor de productos.

Tener una marca o firma que cumpla los requisitos más importantes para cubrir las necesidades más básicas en tu salón es primordial. Debe tener buena relación calidad-precio, darte la opción de no tener que hacer grandes pedidos, una línea de productos que incluya coloración, productos de tratamiento, fijación y acabado, así como formación periódica. En este aspecto Luc Color cumple con todo lo citado añadiendo el plus de ser una marca 100% española.

7- Fijarse objetivos.

Todo lo anterior es muy importante, pero es tan necesario o más marcarse o fijar unos objetivos para intentar realizarlos a corto o medio plazo. Para esto es necesario organizarse, no pierdas la oportunidad de hacerte con una agenda e intentar apuntar todo aquello que quieras hacer no solamente durante el día, sino a un mes vista si puede ser, así tendrás mucho más claro los pasos que deberás ir dando hasta llegar a tus objetivos.

Hasta aquí el post de hoy, y ahora ya sabéis, a coger con fuerza el 2017 y a poner en práctica todo lo dicho. Hasta la próxima semana.

Silvia Guirasco